¿CÓMO HIDRATAR CORRECTAMENTE TUS ESPUMAS FLORALES?


Para ser un buen florista no basta solo con saber que existen las espumas florales. Se trata también de saberlas utilizar. Uno de los grandes errores que cometemos es que ni siquiera sabemos hidratar nuestras espumas; sean de la marca que sean. Ponemos unas sobre otras, las apilamos e incluso utilizamos el chorro de la manguera con agua por encima… y estamos hablando de espumas muy finas.


La espuma floral es muy similar a los tallos de una flor. Es como una extensión de tallo… Y las echamos a perder por el simple hecho de que no tenemos paciencia, las ponemos a hidratar y cuando nos desesperamos las sumergimos y esperamos a que termine de echar burbujas.

Si hacemos esto, la espuma floral se humedece pero no se hidratan (si cortas el oasis o la espuma floral te darás cuenta que está está seca en el interior). El agua toma una profundidad de 1 milímetro y ya no le va a entrar más agua. Incluso hay quien la pica con la navaja para que salgan más burbujas.


Mientras la dejamos caer en el recipiente con agua y la vemos flotar, ella sola va absorbiendo el agua, solita se encarga de hacer su trabajo. Entonces por un minuto que no esperamos a que la espuma floral se hidrate sola, echamos a perder el trabajo… Porque ¿A dónde van a ir a dar los tallos? A la parte seca. Y luego decimos que las espumas florales no sirven cuando en realidad es el proceso que usamos el que no permite la hidratación adecuada.


Cuando las espumas florales ya están mojadas, no apiles más de 5 a la vez, los bloques de arriba pueden dañar los bloques que están más abajo, luego los de de debajo se ponen blandos y batallamos a la hora de insertar los tallos.


De igual manera, debemos recordar que una espuma floral una vez usado no se puede volver a usar, puesto que no volverá a absorber las mismas cantidades de agua y los agujeros nos impedirán trabajar correctamente nuestros diseños, sin embargo es también nuestro deber como floristas tratar de ayudar al planeta en la medida posible, así que una buena idea para reciclar nuestras espumas viejas, es utilizarlas para dar alturas en arreglos que tengan una base muy profunda (coloca capas de espumas viejas hasta que llegue a una altura donde solo tengas que utilizar una capa de bloque nuevos).


Antes de pensar en combinación de colores o en clases de diseño floral, debemos comenzar por tener nociones básicas del cuidado e hidratación correcta de las flores. Aquí en FLOWER LAB queremos compartir contigo los básicos de floristería para que tengas una buena base como florista profesional o para cuando quieras decorar tu hogar y tus eventos personales.






24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo